Inicio » Noticias » ZUIQUAN (PUÑO DE BORRACHO)

ZUIQUAN (PUÑO DE BORRACHO)

El Zuiquan es un estilo de boxeo cuyo origen se remonta a las antiguas danzas de la borrachera. Estas danzas se originaron en China durante la época en la que se empezaron a producir las primeras bebidas alcohólicas, alcanzando su mayor esplendor durante las dinastías Sui y Tang (581-907). Durante ese período, algunos maestros de artes marciales utilizaron estas danzas como fuente de inspiración para desarrollar un sistema de lucha basado en la imitación de los movimientos y reacciones de una persona embriagada. Como resultado del trabajo de éstos maestros se obtuvo el Zuiquan (puño de borracho), el Zuijian (espada de borracho) y el Zuigun (palo de borracho).

Las técnicas de lucha del Zuiquan se caracterizan por la combinación de movimientos suaves y ligeros con ataques rápidos, vigorosos y de gran dureza. El engaño es el punto clave para conseguir la victoria con este estilo de boxeo. Para ello, el practicante debe recurrir a movimientos corporales inclinados, caídas y pasos tambaleantes, con el fin de esconder la verdadera intención de atacar. Todo esto requiere una buena condición física tanto externa como interna. Se debe de disponer de una gran flexibilidad en cintura, articulaciones y piernas, así como una excelente agudeza visual y unas manos extremadamente ágiles.

Las posiciones del Zuiquan exigen al luchador que permanezca por lo general medio inclinado, cambiando de movimiento justo en el momento antes de perder el centro de gravedad, para finalizar golpeando al enemigo por sorpresa con los hombros, el pecho, la espalda o la cadera. La colocación de manos y brazos se caracterizan por aparentar sostener un vaso o un gran jarrón de licor. Durante la practica de este estilo se pueden distinguir diferentes acciones de alcoholización como echar vino, beber vino, emborracharse un poco, estar borracho como una cuba y desembriagarse.


Para alcanzar un alto dominio de este estilo se requiere una técnica perfecta. Algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el trabajo técnico son los hombros, que serán los encargados de dirigir los cambios de movimientos. Los ojos deberán de estar nublados como un verdadero borracho, con el fin de ocultar su sagacidad. Los pasos deberán ser ligeros y flexibles para realizar cambios de dirección inesperados. La cintura aportará la coordinación entre la parte superior del cuerpo y la inferior. El cuello debe ser flexibles durante el combate. Por último, decir que la cabeza es el centro de control de todo el cuerpo, reúne el chi corporal para iniciar las diversas técnicas.
La verdadera esencia del Zuiquan residen en el estado aparente de embriaguez, pero sin olvidar la necesidad de llevar a cabo el ataque. El luchador parece estar borracho pero solo del cuerpo, no de la mente, la cual deberá estar serena y clara.